El producto interno bruto (PIB) del país creció un 1,5 % en el segundo trimestre de 2022 respecto al trimestre anterior, sobre todo por las actividades de comercio, alojamiento y servicios de comida, según reveló este martes el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Este trimestre tuvo una particularidad, explicó la subdirectora del DANE, Julieth Solano, y es que ha tenido “diferencias significativas con la dinámica que inició el país en 2022”.

Lea más: Mundial Femenino sub 20: Así va la Selección Colombia tras empatar con México

Fueron tres meses marcados por la “reactivación de muchas actividades y la celebración de eventos que habían tenido que ser postergados o cancelados”, con una vuelta en abril a los “eventos masivos”, como el Festival Iberoamericano de Teatro en Bogotá, la Feria del Libro, la Semana Santa, acompañados de la eliminación de la solicitud del carnet de vacunación y del periodo electoral que vivió Colombia entre abril y junio.

Respecto al mismo periodo del año anterior, el PIB entre abril y junio de 2022 creció un 12,6 % y las 3 principales actividades que aportaron a esta variación anual positiva fueron Comercio, mantenimiento transporte, almacenamiento, alojamiento y servicios de comida (4,4 puntos porcentuales); Industrias manufactureras (2,5 p.p.); y Administración pública y defensa, educación y salud humana (1,6 p.p.).

Lea también: Torrencial aguacero en Cartagena dejó varias zonas inundadas

Solano destacó el cambio que se observa en el PIB del segundo trimestre respecto al mismo periodo de 2021, donde los 12 sectores que estudia el DANE y sus aportes al PIB presentaron un comportamiento y aportes positivos entre abril y junio de 2022.

De esta manera, la economía colombiana, que sigue en expansión, ha visto un mayor impulso de su crecimiento económico comparado con trimestres anteriores donde el crecimiento del PIB fue del 1 % en el primer trimestre de 2022.

“Queremos destacar la buena dinámica que observamos tanto en la variación anual como en el año corrido en el consumo final y en el gasto de consumo de los hogares, que representa un crecimiento del 13,4 % en lo que va de 2022”, lo que explica “la buena dinámica que está teniendo la demanda interna”.