Aunque el Gobierno todavía no inicia la discusión de una reforma tributaria, en el Ministerio de Hacienda sí se habla de la necesidad de aumentar el recaudo y de poner a más gente a pagar impuestos.

La caída de la economía, proyectada en -5,5% del PIB para este año, impone serios retos en materia de recaudo y financiación de la emergencia. Entre otras medidas, se alista un plan de privatizaciones por 12 billones de pesos.

Durante la presentación del Informe “Marco fiscal de Mediano Plazo”, el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño afirmó que “en Colombia las personas que tributamos somos muy poquitas, yo sí creo que ahí hay una capacidad grande de hacer un a discusión, pero eso vendrá a través del estudio que nos presenten los expertos en materia de reforma tributaria”.

El funcionario aclaró que todavía no se tiene certeza cuándo se iniciará la discusión en torno a la reforma tributaria o si esta deberá estar lista antes del año 2022.

Hemos sido muy  claros en decir que nosotros no podemos iniciar una discusión de una reforma fiscal antes de haber superado la pandemia y de ver los efectos que la misma tiene. Tenemos que pasar esa página y poder hacer la medición iniciar una discusión de una reforma fiscal”.

En el mismo informe, el Ministerio de Hacienda calcula que este año el déficit o hueco financiero llegará a un nivel récord de -8,2% del PIB en 2020 y -5,1% para 2021.

Publicidad

Y a pesar de que la atención de emergencia sanitaria por el COVID-19 está causando un fuerte desplome económico, el Ministerio de Hacienda descartó que el país tenga que recurrir a una moratoria de la deuda externa.

Tampoco está previsto por ahora recurrir a un préstamo del Banco de la República, según se informó este viernes.

La cartera de Hacienda presentó un panorama sobre el plan que tiene el Gobierno para conseguir en los mercados financieros, los recursos que se requieren para los gastos derivados del coronavirus, especialmente lo relacionado con la atención a más de 3 millones de familias vulnerables, que se consideran las más perjudicadas en medio de la crisis.