En medio de la crisis empresarial desatada por la pandemia del coronavirus, el exsuperintendente de sociedades, Luis Guillermo Vélez, llamó la atención sobre los riesgos y la inconveniencia que implica para el Estado y para la sociedad, la intervención de las llamadas “empresas zombies”, como se conoce a aquellas que resultan inviables.

Al respecto, el especialista consideró que “el Gobierno Nacional y la Superintendencia de Sociedades han hecho una muy importante labor para crear un marco adecuado normativo y operacional para atender la crisis empresarial. Sin embargo, hay que tener cuidado con las empresas zombies”.

Vélez explicó que se denomina así a “aquellas empresas que no tienen viabilidad y continúan funcionando por la respiración boca a boca que les ha dado el Estado”.

Un caso reciente de una empresa zombie, reestructurada, fue la empresa Avantel, la empresa de telecomunicaciones. Esta empresa venía operando desde hace 3 o 4 años con un importante patrimonio negativo cercano al billón de pesos y fue reestructurada mediante una fusión, que mantiene esta irregular situación”, afirmó el ex funcionario, quien ejerció como SuperSociedades durante el primer periodo de Gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos.

Agregó que “este tipo de empresas zombies, de continuar funcionando, pueden generar daño patrimonial a consumidores, a trabajadores, a acreedores y al Estado”.

Publicidad

Finalmente Vélez consideró que las autoridades deben ser muy vigilantes de este tipo de empresas que por no tener mucha viabilidad pueden generar en el futuro mayor detrimento patrimonial y social.