El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó las previsiones de crecimiento económico de América Latina en 2021 al 6,3 %, medio punto por encima de su pronóstico de julio, gracias principalmente al buen desarrollo del sector exportador de materias primas.

Colombia y Perú también avanzarán en 2021 en un 7,6 % y un 10 %, respectivamente, mientras que Centroamérica crecerá en su conjunto un 7,7 %.

 

Te puede interesar: Contraloría investigará contratos que tiene Centros Poblados desde 2014

 

Las economías caribeñas, altamente dependientes del turismo, registrarán este año un 3,6 % de desarrollo, por encima del 2,4 % calculado en la anterior actualización.

A pesar de la mejora general en esa región, sus dos principales economías, Brasil y México, vieron ambas rebajadas su pronóstico en una décima respecto a hace tres meses, hasta el 5,2 y 6,2 %, respectivamente, según el nuevo informe de Perspectivas Económicas Globales (WEO, en sus siglas en inglés), divulgado este martes.

 

Te puede interesar: En video: a soldado no se le abre el paracaídas durante salto en Tolemaida

 

En 2020, la economía regional latinoamericana se hundió un 7 %, de acuerdo a los últimos datos del Fondo.

El país que sí ve un importante aumento en sus previsiones fue Argentina, que crecerá un 7,5 % en 2021, comparado con el 6,4 % reflejado en el documento de julio del FMI.

Precisamente, Argentina se encuentra actualmente negociando con el FMI un acuerdo de refinanciación de deudas por unos 45.000 millones de dólares, en un plan sujeto a políticas que mejoren la actividad económica y la salud fiscal del país.

Por otro lado, Chile será el país latinoamericano que crecerá a un mayor ritmo, un 11 % pronosticado para 2021, en comparación al 6,2 % que proyectó el Fondo en abril.

 

Mira también: Por robarle el celular, apuñalan en el pecho a una joven en Villavicencio

 

En su informe, el FMI destacó a Chile como uno de los países del mundo con mejores niveles de producción y reservas de cobre y litio, una característica que dentro del contexto actual ha disparado las proyecciones para esta nación sudamericana.

“Los beneficios económicos de los precios más altos podrían ser sustanciales para los países exportadores de metales”, recalcó el organismo con sede en Washington.