Se trata de una medida que el Gobierno está buscando se implemente hasta el año 2030, y que busca medir, de manera más eficiente, el consumo de energía de los más de 11 millones de hogares colombianos.

Alonso Cardona, viceministro de Energía indicó que esta medida afecta a todo tipo de usuarios en el país.

“Hay un alcance que necesitamos lograr para que haya una masificación de tal modo de reducir este costo de equipos de medida, así como los medios de comunicación de estos equipos”.

Publicidad

Agregó que “finalmente lo que queremos es empoderar a los usuarios para que tomen mejores decisiones y para que tengan menores tarifas en el futuro”.

Así las cosas, el usuario compra el equipo de medida y recibirá un costo del servicio de energía menor al que hoy están pagando.

Cardona explicó que están dándole a la Comisión de Regulación de Energía y Gas, 12 meses para que establezca la regulación económica, de modo tal que los prestadores de servicio implementen la infraestructura.

“Esperamos que dentro de tres años empiece la masificación de los cambios de equipos de energía”, concluyó Cardona.