La Superintendencia de Servicios Públicos anunció el inicio de procesos en contra de varias empresas por abusos en el cobro de las tarifas.

El ente supervisor empezó procesos de indagación preliminar ante el incremento de las quejas por las alzas desproporcionadas en las tarifas de los servicios públicos.

Las quejas ya suman 35.000 desde que inició la emergencia sanitaria por el coronavirus.

En lo corrido del año se han presentado 89.000 reclamaciones.

Las irregularidades se asocian a problemas en la facturación, principalmente en energía y gas.

La Superintendencia establecerá su las empresa de servicios públicos han adecuado el sistema de cobro como lo estableció el Gobierno.

Publicidad

Se mantendrá la plataforma para peticiones, quejas y reclamos a toda la ciudadanía.