Los empresarios elevaron su propuesta inicial del 2 % al 2,7 % más un incremento en el auxilio de transporte del 5,49 %, formula que representaba un millón 10 mil pesos en el ingreso mensual de los trabajadores.

Las centrales obreras no estuvieron de acuerdo y se mantuvieron en un ajuste del 13,9%.
El Gobierno nacional será entonces quien fije el incremento del próximo año antes del 30 de diciembre que es la fecha límite.

El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, afirmó que se analizarán las propuestas de ambas partes y se tomará una decisión en favor de los trabajadores del país.

Asimismo, el funcionario señaló que se debe buscar un equilibrio ya que los impactos de la pandemia han sido graves para la dinámica de la economía nacional.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Dionisio Orjuela, afirmó que la propuesta de los gremios se alejaba de las pretensiones de los trabajadores.

Publicidad

El dirigente sindical cuestionó al Gobierno al señalar que no fijó una posición y no se refirió a temas puntuales en favor de las centrales obreras.