Los organizadores de eventos se tomaron este viernes las calles de Bogotá para llamar la atención del Gobierno nacional.

Aseguran que el gremio está quebrado por cuenta de la pandemia por el coronavirus.

Con una caravana de artistas, chivas rumberas y vehículos de eventos pidieron ayudas económicas.

Su situación es compleja, ya que cumplen cuatro meses sin trabajar y dicen estar muriendo en vida.

El plan tortuga que salió desde el Movistar Arena, avanza por las principales vías de Bogotá y terminará en la Plaza de Bolívar, en el centro de la capital.