El mercado de crudo sufrió por la decisión de Rusia de no apoyar la propuesta de recorte de producción de la Opep. La cotización bajó más del 30% generando un colapso mundial.

El precio del petróleo en la referencia Brente para Colombia cayó a los 34,10 dólares el barril con una reducción del 30%.

Esta es una de las reducciones en un sólo día más estrepitosas del mercado de crudos que no se daba desde el año 1991.

La caída se generó por la confrontación entre Rusia y los países de la Opep en especial Arabia Saudita por el recorte en materia de producción.