El gerente general del Banco de la República, Juan José Echavarría informó que el emisor determinó rebajar nuevamente 0,25 % la tasa de interés de referencia, hasta 2,25 %, como parte de las medidas para hacer frente a la crisis económica por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Echavarría informó que el equipo técnico del Banco pronosticó que la economía colombiana caería este año entre 6 y 10 %, por efecto de la crisis de la pandemia. Esta cifra es histórica y supera el pronóstico anterior del Banco Central, que apuntaba a un desplome entre 2 % y 7 %.

Al ser consultado sobre medidas más extremas para hacerle frente a la crisis, el directivo no descarta tener que apelar en el futuro a fórmulas como un crédito del emisor al Gobierno o el retiro del 10 % del ahorro pensional.

Sobre estas dos propuestas, manifestó que no son deseables, pero admitió que no están descartadas y que todo dependerá de la evolución de la pandemia. Insistió en que el país enfrenta una situación de incertidumbre.

Por otro lado, el Banco de la República actualizó su diagnóstico sobre la situación económica del país, alertando sobre una caída de la demanda de bienes y servicios y el deterioro del mercado laboral.

El siguiente es el comunicado oficial sobre la reducción de las tasas de interés:   

La Junta Directiva del Banco de la República por unanimidad redujo su tasa de interés en un cuarto de punto porcentual a 2,25 %.

Esta decisión tomó en consideración los siguientes elementos:

  • La inflación en junio se ubicó en 2,19 %, el promedio de los indicadores de inflación básica en 2,03 % y las expectativas de inflación continuaron reduciéndose. Todos los indicadores y las expectativas se sitúan por debajo de la meta del 3 %.
  • La demanda agregada observada es más débil que lo previsto, con mayores excesos de la capacidad productiva y un fuerte deterioro del mercado laboral, en un contexto de gran incertidumbre macroeconómica global.
  • Las condiciones de los mercados financieros han mejorado respecto al comienzo de la crisis y la abundante liquidez de los mercados internacionales y locales se ha reflejado en menores primas de riesgo soberano y menor volatilidad cambiaria.

En estas condiciones, el balance de riesgos de la política monetaria sugiere la conveniencia de brindar un impulso adicional a la economía. El impacto de la política monetaria será mayor a medida en que las condiciones de la pandemia permitan continuar la reapertura gradual de los distintos sectores.