El sector textil y de la confección será uno de los que podrán reactivarse después del 27 de abril, sin embargo, el gremio aseguró que no tendrá como vender productos.

Tras el anuncio presidencial de permitir el retorno de la industria de la confección y textiles después del 27 de abril, la principal preocupación del gremio es cómo comercializarán los productos.

“Al Gobierno Nacional se le olvidó algo muy importante y es la comercialización, nosotros entendemos y valoramos que lo primero es la salud, pero en la manufactura lo importante es poder comercializar”, afirmó Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara de la Confección.

Por otro lado, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero le apuesta a la economía digital a través de ventas online y a los almacenes de cadena para que comercialicen estos productos.

“Muchos están preguntando qué va a pasar entonces con los productos que fabrican, hemos notado dos cosas que nos dan esperanza, lo primero es que se ha disparado el número de ventas en línea a través de páginas web y segundo, que los supermercados que han estado abiertos ya venden productos textiles, lo que permite la salida de sus productos. El llamado a esas grandes cadenas es a comprarle a los textileros nacionales, de modo que los productos no se queden guardados en las fabricas”, aseguró el alcalde de Medellín.

Medellín representa el 35 % del sector textil del país con 630 mil empleos, 230 mil formales y 400 mil informales.