Al menos 10 personas murieron y 18 resultaron heridas tras un atentado suicida en las proximidades de una gran explanada en la que se concentraban miles de miembros de la minoría chií Hazara en el oeste de Kabul.

El ataque se produjo poco después de las 11:00 a.m., hora local, en las proximidades del lugar en que miembros de la comunidad Hazara conmemoraban el aniversario de la muerte del líder de esa comunidad chií, Abdul Ali Mazari.

El portavoz del ministerio de Salud afgano Wahidullah Majroh indicó que hasta ahora cuatro hospitales de la capital han recibido los cadáveres de nueve personas y a 18 heridos.

«El suicida que también murió, quería atacar la concentración pero fue identificado por la Policía a unos 80 metros del lugar, y entonces hizo detonar su chaleco», explicó Basir Mujahid, portavoz de la Policía de Kabul.

En la concentración había miles de personas, incluyendo representantes políticos, miembros del Parlamento y del Gobierno para conmemorar el asesinato a manos de los talibanes en 1995 de Mazari, fundador del partido hazara Hezbi Wahdat. 

En julio de 2016, un ataque suicida del EI contra una protesta de hazaras en Kabul causó la muerte de más de 80 personas y heridas a otras 230.

Los miembros de esta minoría chií son frecuente objeto de los ataques de grupos insurgentes como los talibanes y el Estado Islámico en Afganistán.

El atentado de hoy, se suma a otros ataques en la capital afgana este año, el más importante el perpetrado a finales de enero por los talibanes con una ambulancia bomba que hizo explosión en el medio de la calle en un céntrico barrio de Kabul acabando con la vida de más de un centenar de personas.

El presidente afgano, Ashraf Gani, llamó a finales del mes pasado a los talibanes a sentarse en la mesa de negociación para encontrar una solución pactada al conflicto que vive el país desde la invasión estadounidense en 2001.

Las autoridades de la capital afgana han revisado todo el plan de seguridad de la ciudad y lo han sustituido por un nuevo esquema para evitar grandes atentados.