Al menos 16 personas murieron y 19 resultaron heridas en un atentado, presuntamente suicida, perpetrado contra la sede de la Comisión Electoral en la capital de Libia.

Destruida por dentro quedó la sede de la comisión electoral ubicada en Trípoli, la capital de Libia, luego de que dos hombres suicidas hicieran estallar artefactos explosivos que llevaban adheridos a su cuerpo.

Otro presunto atacante, quien fue abatido por las autoridades, estaba en el exterior del edificio y antes del estallido comenzó un incendio.

Entre las víctimas hay tres miembros del equipo encargado de preparar los próximos comicios legislativos y presidenciales, así como cuatro agentes de seguridad que custodiaban el edificio.

La rama libia del grupo terrorista Estado Islámico se atribuyó la autoría del atentado. Y la Unión Europea y Estados Unidos condenaron el ataque y pidieron investigar con precisión los hechos.