Un informe de la ONG Oxfam revela que el 82 por ciento de la riqueza mundial generada durante el año pasado se concentró tan solo en el 1 % más rico de la población mundial, mientras el 50 % más pobre no se benefició en lo más mínimo de este crecimiento.

El informe de desigualdad, publicado horas antes de que los líderes mundiales y empresariales se dieran cita en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, dice que el año pasado se produjo el mayor aumento de la historia en el número de personas cuyas fortunas superan los mil millones de dólares, con un nuevo milmillonario cada dos días.

Cuatro de cada cinco dólares de riqueza generados en 2017 terminaron en los bolsillos del 1 % más rico, mientras que la mitad más pobre de la humanidad no obtuvo nada.​

​Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam:​

​“Estoy aquí para decirles a las grandes empresas y a los políticos que esto no es natural, que son sus acciones y sus políticas las que lo han provocado y que pueden revertirlo. Estamos cansados de oírles decir que están preocupados por la desigualdad pero no hacen nada al respecto. Estamos pidiendo acciones ahora”.​

El aumento en la riqueza de los multimillonarios, unos 762.000 millones de dólares durante el año, es suficiente dinero para terminar siete veces con la pobreza extrema en todo el mundo, dice el informe y agrega además que el 1 % superior ha evadido impuestos estimados en 200.000 millones de dólares.