La defensa del empresario colombiano Álex Saab, supuesto testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha acusado a EE.UU. de «falsedad integral» en su solicitud a Cabo Verde para facilitar su extradición, que avala el Gobierno del país africano, si bien la Justicia caboverdiana tomará la decisión final.

Según la impugnación presentada contra el aval del Gobierno caboverdiano a la entrega de Saab, un documento de 60 páginas al que tuvo acceso Efe, los abogados del empresario sostienen que Estados Unidos ha violado «el principio de lealtad penal» en este caso.

Saab fue detenido el pasado 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla norteña de Sal (la más importante de este país insular de África occidental), en respuesta a una petición de EE.UU. cursada a través de Interpol por presuntos delitos de blanqueo de dinero.

La defensa ha presentado este mes un recurso de amparo del presunto testaferro ante el Tribunal Constitucional de Cabo Verde, así como un recurso de oposición a la autorización dada por el Ejecutivo a la extradición, interpuesto ante el Tribunal de Apelaciones de Barlavento, con sede en la isla de San Vicente, que debe adoptar la decisión final.

En el recurso de oposición, los abogados sostienen que «los actos imputados» a Saab, contenidos en «la solicitud (de extradición) firmada por la Procuraduría General de la República de Cabo Verde y en los documentos entregados por Estados Unidos, son todos falsos».

La defensa afirma que la idea de que el empresario colaboró y proporcionó a agentes de EE.UU. pruebas de sus supuestos delitos, como figura en la petición de extradición, es una «maniobra irrazonable para poner la extradición en ruta de colisión con Venezuela».