El afamado golfista estadounidense Tiger Woods conducía a una velocidad “peligrosa” de 140 km/h, más del doble del límite de velocidad autorizado, cuando sufrió el accidente automovilístico en California en febrero pasado, anunció el sheriff del condado de Los Ángeles.

El vehículo de Woods, quien se encontraba solo, se salió de una ruta y dio varias vueltas en un tramo de carretera descendente y sinuoso en Ranchos Palos Verdes, en las afueras de Los Ángeles.

Woods, de 45 años, sufrió graves heridas en la pierna derecha por las que fue operado de urgencia.

 

Te puede interesar: Silvio Berlusconi debió ser hospitalizado de nuevo en Milán

 

Fotos: AFP

El principal factor causal de esta colisión de tráfico fue conducir a una velocidad insegura para las condiciones de la carretera y la incapacidad para sortear la curva de la calzada“, afirmó Alex Villanueva.

Las velocidades estimadas en la primera área el impacto fueron de 84 (135 km/h) a 87 millas (140 km/h) por hora“, agregó.

No se encontraron “señales de deterioro” o indicios de “conducción distraída“, y Woods autorizó voluntariamente que se hicieran públicos los resultados de la investigación, dijeron los funcionarios.

Publicidad

 

Le puede interesar: Estos serían los requisitos para que los privados puedan importar vacunas contra el COVID-19

 

 

El deportista podría haber pisado sin querer el acelerador cuando trataba de accionar los frenos tras perder el control del auto, valoró el capitán James Powers, pese que Woods no consigue recordar lo ocurrido.

Los investigadores no inspeccionaron su teléfono ni le hicieron análisis de sangre, porque “no había pruebas de deterioro o intoxicación“, agregó Powers en la conferencia de prensa.

 

Vea también: En Cartagena, la población se rehúsa a recibir dosis de la vacuna AstraZeneca

 

 

El deportista se sometió a horas de cirugía para arreglar las lesiones en la pierna derecha y el tobillo, que incluyeron la inserción de una barra en la tibia, además de clavos y tornillos para estabilizar la articulación.

Actualmente continúa con su recuperación en su casa de Florida.

Woods, cuyos 82 títulos de la PGA compiten con los de Sam Snead por hacerse con el récord de victorias de todos los tiempos, ganó el Masters de 2019, su primer torneo de Grand Slam en 11 años, culminando así una asombrosa remontada tras batallar durante mucho tiempo contra múltiples operaciones de espalda.