Comenzará a regir el acuerdo que Estados Unidos firmó con Irán, que no sólo evitará que ese país fabrique una bomba nuclear sino que le daría un vuelco a la política en el Medio Oriente.

El 20 de enero es la fecha en la que entrará en vigencia el histórico acuerdo sobre el programa nuclear de Irán. Luego del borrador firmado en noviembre de 2013.

Los últimos detalles fueron acordados con Irán y las seis potencias mundiales: Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania.

Ahora Irán eliminará sus reservas de uranio y solo podrá enriquecer lo necesario para producir electricidad. De ahora en adelante funcionarios del Organismo de Energía Atómica de Naciones Unidas podrán ingresar diariamente a las plantas nucleares sin ninguna restricción.

El presidente Barack Obama dio la bienvenida al importante paso que se logró por la vía del dialogo y anunció que empezarán a quitarle sanciones económicas a Irán.

Este acuerdo puso en evidencia el cambio generado por el presidente Iraní, Hassan Rohani, y el papel que jugó ese país para lograr que Siria accediera a eliminar su arsenal químico. Además ofreció proveer de equipos militares y asesoramiento a Irak para ayudarlo en su lucha contra Al Qaeda.

En seis meses se hará una evaluación del pacto firmado y si el gobierno de Irán ha cumplido podrá empezar a recibir más alivios económicos y recibir más de 4.200 millones de dólares por sus ventas de petróleo.