El G7, formado por las economías más desarrolladas del mundo, llegaron este sábado a un acuerdo “histórico” para tributar a las grandes multinacionales, como los gigantes digitales, en los territorios donde obtienen sus beneficios.

Los responsables económicos del Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón apoyaron la reforma del sistema fiscal global al término de una reunión de dos días en el palacete de Lancaster House, en el centro de Londres.

Conozca más: Colombia registra 28.971 nuevos casos y 532 muertes por covid-19

Después de casi diez años de intentos, el G7 se puso además de acuerdo en una tasa fiscal de sociedades de al menos el 15 %, por debajo del 21 % que aspiraba EE.UU.

El pacto alcanzado en Londres no es todavía efectivo porque aún tiene que ser abordado en la reunión del G20 -países desarrollados y emergentes- del próximo julio en Venecia.

Podría leer: Colombia registra 11.244.592 vacunas aplicadas contra el COVID-19

Además, la definición de grandes compañías multinacionales aún tiene que ser acordada a nivel global.

El objetivo del G7 es que las multinacionales paguen impuestos donde obtienen sus beneficios y no donde tienen su sede física.

Podría interesarle: Ofrecen hasta $200 millones de pesos por información del patrullero desaparecido en Cali

Estoy encantado de anunciar que hoy, después de años de discusiones, los ministros de Finanzas del G7 han alcanzado un acuerdo histórico para reformar el sistema fiscal global“, dijo Sunak en una declaración colgada en su cuenta de Twitter.

El pacto está pensado para adaptarlo a la “era digital global” y “asegurar que es justo, de modo que las compañías correctas (por los gigantes tecnológicos) pagan el impuesto adecuado en el lugar correcto“, agregó el titular de Economía.

Lea también: Personas con obesidad y sobrepeso son priorizadas en la etapa III del Plan Nacional de Vacunación

“Esto es algo de lo que se ha hablado durante al menos diez años. Y aquí, por primera vez hoy, hemos llegado a un acuerdo de principios tangibles sobre cómo deben ser estas reformas y ese es un gran progreso“, añadió Sunak, que calificó de “justo” el sistema.

La reforma puede afectar a gigantes tecnológicos como Apple, Google y Facebook, ya que hasta ahora las grandes compañías pueden establecer sedes en países con una tasa de sociedades relativamente baja y declarar allí impuestos sobre sus beneficios, aún si éstos procedían por abultadas ventas realizadas en otros lugares.

Por su parte Facebook “saludó” el acuerdo pero Nick Clegg, vicepresidente del grupo para asuntos mundiales, afirmó en Twitter que el grupo “reconoce que esto podría significar que Facebook pague más impuestos en diferentes lugares”.