Un hombre de Las Vegas (EE. UU.) ha sido acusado por un asesinato en California que ocurrió hace casi medio siglo, gracias a una prueba que fue guardada y que tenía su ADN.

Carlin Cornett de 68 años detenido por la Policía de National City, California, estaría vinculado por pruebas de ADN con la muerte a puñaladas el 31 de julio de 1974 de Christy Allen Bryant, de 22 años, mientras trabajaba sola en una tienda de esa ciudad.

Las autoridades afirmaron que los investigadores de esa época habían recogido la sangre del asesino de la escena del crimen y que los detectives nunca se dieron por vencidos en resolver el caso.

 

Le puede interesar: EE. UU. deja de usar caballos para patrullar el cruce de haitianos en la frontera

 

“El perfil de ADN de la evidencia de sangre permaneció en (una base de datos de ADN) y se buscó regularmente sin resultados”, dijo Derek Aydelotte, comandante investigador de la Policía.

Así pues, los actuales avances tecnológicos para estudiar las pruebas de ADN llevaron a los investigadores a dar con el posible autor del asesinato de la mujer.