Un joven de 17 años del condado de Los Ángeles es considerado el primer adolescente en morir por coronavirus en Estados Unidos.

Rex Parris, alcalde de Lancaster, California, aseguró que al menor le negaron la atención médica en una clínica de urgencias debido a que no tenía seguro médico.

Según el alcalde, el personal del centro asistencial que le negó el servicio al joven le indicó que probara suerte en la sala de emergencias del Hospital Antelope Valley, una entidad pública de la zona.

“De camino al segundo hospital [el adolescente] sufrió un paro cardíaco, cuando llegó a la clínica pudieron reanimarlo y mantenerlo con vida durante unas seis horas; ya era demasiado tarde”, dijo Parris en un video de YouTube.

El alcalde de Lancaster, quien no reveló el nombre del centro hospitalario que se negó a prestar la atención médica, indicó que el joven de 17 años no tenía problemas de salud previos y el viernes anterior estaba perfectamente saludable departiendo con sus amigos.

Según las cifras del gobierno estadounidense, el 8,5 % de la población (27,5 millones) no cuentan con seguro médico. EE. UU. se convirtió esta semana en el país con más casos confirmados de coronavirus; en el condado de Los Ángeles se han registrado 1.465 casos y 26 muertes.