Un adolescente de 16 años murió ahogado en Inglaterra tras saltar a un embalse helado luego que con sus amigos apostaran quien saltaba mediante el juego piedra papel o tijera.

Sam Haycock, estaba celebrando el final del curso con sus amigos cuando ocurrió la tragedia, según informó el periódico británico, Daily Mirror.

Por su parte, uno de los testigos del hecho escuchó al adolescente gritar desde el embalse: “Me estoy ahogando, me estoy ahogando”, quien padecía de autismo y otros problemas médicos, además del hecho que no sabía nadar.

Le puede interesar: Corte ordena transfusión de sangre a bebé pese a que padres se niegan al procedimiento

Posteriormente, cuando uno de los adolescentes vio que Sam estaba entrando en pánico saltó al agua y trato de salvarlo, pero no tuvo éxito. Y para cuando llegaron las autoridades era demasiado tarde y el adolescente se había ahogado; su cuerpo fue recuperado unas horas después.

“La temperatura del agua habría sido un impacto significativo para Sam y para su sistema que lo habría hecho entrar en pánico. Los esfuerzos de su amigo para salvarlo fueron valientes, pero simplemente no le fue posible salvarlo”, afirmaron las autoridades.