El régimen de Nicolás Maduro advirtió a Estados Unidos con dar una respuesta militar a los posibles «actos de ley» que pudiera ejercer ese país en el mar territorial de Venezuela.

«Si usted se atreve a estar haciendo labores en la mar, lo que llaman actos de ley, en la mar que le corresponde a Venezuela, usted va a recibir una respuesta digna, patriota de Venezuela, de nuestra Armada Bolivariana«, dijo Vladimir Padrino López, quien ejerce funciones de Defensa del régimen.

Las declaraciones de Padrino López están dirigidas al jefe del Comando Sur de Estados Unidos, el almirante Craig Faller, después que la Armada estadounidense anunciara haber realizado una operación de «liberación de navegación» en aguas internacionales cercanas a Venezuela.

Según un comunicado del Comando Sur, un barco de la Marina estadounidense «navegó legalmente por un área en la que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro afirma falsamente tener control, una afirmación que es incompatible con el derecho internacional«.

El documento detalló que la operación «pacífica» se efectuó «en aguas internacionales, fuera de la jurisdicción territorial de Venezuela, a unos 22 kilómetros» de ese país.

Pero Padrino López dijo hoy que un destructor estadounidense se acercó a 48 kilómetros de Venezuela, lo que calificó como «un acto de provocación«.

Publicidad

«Debe leer un poco usted, almirante, (porque) usted puede navegar por allí«, dijo Padrino López a Faller.

«No nos ofende que usted haya transitado (…), navegado, porque lo puede hacer de acuerdo al derecho, no nos ofende«, añadió.

En ese sentido, señaló que el Comando Sur se anotó «una victoria vacía» con la operación, al tiempo que calificó como «infantil» y «hasta gracioso«.

«Mientras más agresiones, más unidos nos van a ver (…), nosotros sabemos qué es una patria, que tenemos el deber de defender, constitucionalmente, con las armas de la república«, prosiguió el militar venezolano.

Los buques de la Armada y la Guardia Costera de Estados Unidos operan actualmente en el Caribe como parte de una operación mejorada contra el narcotráfico en la región y con especial atención a Venezuela y México.

Venezuela y Estados Unidos mantienen una tensa relación prácticamente desde la llegada al poder del chavismo, en 1999.

Las tensiones se agudizaron hace poco más de un año, cuando el presidente Donald Trump no reconoció la legitimidad de Maduro como presidente y trasladó esta autoridad al líder del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, al igual que otro medio centenar de Gobiernos.