18/12/2017

Las autoridades del aeropuerto de Atlanta luchan por volver a la normalidad luego del apagón de más de 10 horas que ocasionó la cancelación, desvío o retraso de miles de vuelos.

Aunque la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos aseguró que este lunes se normalizarían las operaciones en la terminal, muchos de los 30.000 afectados siguen varados.

Algunas aerolíneas advirtieron a sus pasajeros que no podrán volar antes de cinco días, otras autorizaron el cambio de vuelo sin costo hasta el 19 de diciembre.

Por su parte, el aeropuerto pidió a los viajeros que antes de trasladarse al terminal consulten a sus compañías aéreas y que lleguen con mucho tiempo de adelanto.

El apagón se produjo luego de un incendio en las instalaciones de la compañía Georgia Power, que suministra la energía al aeropuerto, por lo que las autoridades investigan las causas de la conflagración.

Con un tráfico diario de casi 2.500 vuelos y 275.000 pasajeros, el aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta, es catalogado como uno de los que más pasajeros mueve a nivel mundial.

Nicolás Guzmán CM&