Un tiroteo en oficinas municipales de la localidad de Virginia Beach [Virginia, EE. UU.] dejó este viernes al menos 12 muertos, entre ellos el atacante, y seis heridos, informaron las autoridades.

El jefe de la Policía de Virginia Beach, James Cervera, dijo que el presunto autor de los disparos, que trabajaba en el lugar, fue abatido.

«Tenemos once víctimas fallecidas en la escena y seis más que fueron transportadas a hospitales locales», declaró Cervera, quien no precisó de inmediato la condición de los lesionados.

El jefe policial indicó que el sospechoso, de quien aseguró era un empleado «desde hace mucho tiempo» del lugar y cuya identidad no reveló de inmediato, entró al edificio poco después de las 4 de la tarde, hora local, y empezó a «disparar indiscriminadamente».

Según el oficial, el atacante falleció después de enfrentarse a dos agentes que ingresaron al lugar. Entre los heridos se encuentra uno de los policías, que según Cervera salvó su vida gracias al chaleco antibalas.

El Hospital General Sentara de Virginia Beach confirmó en su cuenta de Twitter que recibieron a cinco de los heridos y que el sexto fue trasladado en helicóptero al Hospital General Sentara de Norfolk.