Al menos 3.000 niños o menores han sido víctimas de abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica en Francia desde 1950, dijo el miércoles el presidente de una comisión independiente creada para investigar las denuncias.

Jean-Marc Sauve dijo en una videoconferencia que las cifras preliminares también indicaban que unos 1.500 clérigos y otros funcionarios de la iglesia perpetraron estos abusos en las últimas décadas.

Estas cifras provisionales proceden de un estudio inicial de los archivos diocesanos y de las congregaciones religiosas realizado por la Comisión Independiente sobre el Abuso Sexual en la Iglesia (Ciase), creada en 2018 por el episcopado.

«Es la primera vez» que se hace una estimación de este tipo en Francia, dijo Sauve a la AFP y añadió que estaba «íntimamente convencido de que hay muchas más víctimas».

La Ciase, creada tras la revelación de varios escándalos, debe presentar su evaluación y recomendaciones entre finales de septiembre y principios de octubre de 2021.