Al menos 37 personas perdieron la vida en un fuerte sismo este viernes en la isla Célebes, en Indonesia, que causó el derrumbamiento de varios edificios, entre ellos un hospital, donde los socorristas buscaban supervivientes.

El temblor de magnitud 6,2, que se produjo por la noche, dejó varios cientos de heridos y provocó pánico en los habitantes del oeste de Célebes, que ya había sufrido una catástrofe aún mayor en 2018.

“Hemos extraído (de los escombros) a 29 personas muertas”, en la periferia de Mamuju, la capital provincial, indicó Arianto, un responsable local de los equipos de emergencia. Diez supervivientes fueron rescatados entre las ruinas, añadió, aunque no pudo precisar cuánta gente podía estar todavía atrapada.

Otras ocho personas perdieron la vida en Majene, una localidad de la región de Mamuju, señaló un responsable local de la agencia nacional para la gestión de catástrofes.

En Mamuju, una ciudad que cuenta con 110.000 habitantes, los socorristas buscaban a más de una decena de pacientes y personal médico desaparecidos bajo los restos de un hospital.

El hospital está destruido. Se derrumbó. Hay pacientes y personal del hospital prisioneros entre los escombros y estamos tratando de evacuarlos”, dijo a la AFP Arianto.

Al menos un hotel se derrumbó con los temblores y la sede del gobierno local sufrió daños importantes, según los rescatistas.

El temblor de tierra de magnitud 6,2, según el Instituto estadounidense de Geofísica (USGS), tuvo lugar el viernes a las 02H18 hora local (18H18 GMT del jueves). El epicentro fue situado 36 km al sur de Mamuju, a una profundidad considerable de 18 km, precisó el USGS.

Imágenes mostraron a los habitantes huyendo en moto o en autos y pasando junto a techos de chapa desplomados e inmuebles dañados.

“Las rutas se quebraron y varios edificios se derrumbaron”, dijo Hendra, un testigo de 28 años que vive en Mamuju. “El temblor fue muy fuerte (…) me despertó y huí con mi mujer”.