El número de muertos por la explosión registrada en un polígono industrial químico de la ciudad oriental china de Yancheng asciende ya a 47 y a 640 el de los heridos, 32 de ellos en estado crítico. 

Las autoridades locales informaron de que otros 58 heridos se encuentran en estado grave, mientras que han evacuado a unas 3000 personas de la zona, donde la deflagración arrasó varios edificios.

El suceso se produjo en torno a las 14:48 (hora local) de ayer tras declararse un incendio en una planta de pesticidas de la citada zona industrial.

El diario hongkonés South China Morning Post indicó que los ejecutivos de la planta se encuentran detenidos, ya que la empresa propietaria de la planta donde se originó el incendio había recibido seis sanciones administrativas por vulnerar la legislación de gestión de residuos, impacto ambiental y contaminación del aire.

El alcalde de Yancheng, Cao Lubao, manifestó que el incendio ya está extinguido, después de que decenas de bomberos trabajaran para sofocarlo.

Las escuelas y guarderías de la zona se cerraron mientras las autoridades están realizando seguimiento de la calidad del aire y el agua.

Desde Italia, donde realiza una visita oficial, el presidente chino, Xi Jinping, dijo que no se deben escatimar esfuerzos para rescatar a las personas atrapadas y tratar a los heridos.

Publicidad

La explosión fue tan fuerte que derribó los edificios de las fábricas cercanas y destrozó las ventanas de las casas circundantes, además de provocar un pequeño terremoto de 2,2 grados de magnitud.