Al menos 70 personas murieron y 100 resultaron heridas en un bombardeo contra una prisión controlada por los rebeldes en Yemen, un ataque atribuido a la coalición liderada por Arabia Saudita.

Unas horas antes la coalición, que interviene desde 2015 en el país devastado por la guerra, reivindicó un bombardeo en la ciudad de Hodeida (oeste), que según una ONG costó la vida a tres niños.

Arabia Saudita lidera la coalición militar de países musulmanes, entre los que se encuentra Emiratos Árabes Unidos, que apoya a las fuerzas gubernamentales yemeníes contra los rebeldes hutíes, respaldados por Irán.

Lo más visto: (Video) A la cárcel un policía que mató a dos delincuentes durante un robo

En medio de la noche, un bombardeo aéreo alcanzó una prisión en Sa’ada, bastión de los hutíes en el norte de Yemen.

Al menos 70 personas murieron y 138 resultaron heridas, según la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), que denunció el “horrible” ataque.

Esta cifra solo se refiere a un hospital de Sa’ada, ya que “otros dos establecimientos han recibido numerosos heridos”. Un portavoz de MSF dijo que “todavía se están realizando búsquedas entre los escombros de la prisión”.

No estaba claro de inmediato quiénes y cuántos eran los prisioneros en Sa’ada.

Conozca más: Hombre explica el supuesto poder que tiene el agua que gotea de los muertos

El ataque no ha sido reivindicado, pero los hutíes acusaron a la coalición de llevar a cabo un “crimen” en Sa’ada.

Los bombardeos en Yemen los lleva a cabo la coalición, que controla el espacio aéreo del país.

Los rebeldes publicaron un vídeo en el que se mostraba el ataque a la prisión, con edificios destruidos, socorristas sacando cuerpos de los escombros y cadáveres mutilados en las inmediaciones.

“Por lo que he escuchado de los colegas en Sa’ada, hay muchos cuerpos en el lugar del ataque, y muchos desaparecidos”, dijo Ahmed Mahat, jefe de la misión de MSF en Yemen, en un comunicado.