Al menos ochenta personas murieron y unas cien resultaron heridas hoy en un atentado contra una mezquita chií durante los concurridos rezos del viernes en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán, aunque aún no hay una cifra oficial.

“Una fuerte explosión tuvo lugar en la mezquita Sayed-Abad, en la que ochenta personas de la comunidad chií que acudieron a los rezos han muerto y unas cien más han resultado heridas”, dijo a Efe Ghulam Rabani Rabani, un antiguo miembro del consejo provincial de Kunduz.

 

Te puede interesar: Un millón de venezolanos refugiados en la cola de la regularización

 

Nazir Naeemi, un ciudadano que se encontraba en el lugar del atentado, afirmó a Efe que “parece que unas cien personas han muerto y cerca de doscientas han resultado heridas”, aunque el número todavía es confuso a falta de un número oficial de las autoridades.

El exdirector del Departamento de Refugiados y Repatriación de la provincia Muhamad Akbar dijo a Efe que cuando tuvo lugar la explosión “cientos de personas se encontraban reunidas (en la mezquita) por los rezos del viernes. Tengo información de más de cien personas muertas y heridas”, señaló.

Vídeos de la mezquita tras el atentado muestran decenas de cuerpos cubiertos de sangre con miembros amputados y tendidos en el suelo, entre escombros y los gritos de angustia de las personas que se afanaban por prestar ayuda.