Al menos tres personas murieron este jueves y un centenar resultaron heridas, diez de ellas en estado crítico, tras el descarrilamiento de un tren en Milán, Italia, confirmaron fuentes de los servicios de emergencia.

Los heridos en estado crítico ascienden a diez, explicó la portavoz del Ente Regional de Emergencia y Urgencia (AREU), de la región de Lombardía, Cristina Corbetta.

Otros diez están graves pero sin ser críticos y alrededor de cien son leves, según la fuente, que subrayó que son datos provisionales, los heridos están siendo trasladados a diversos hospitales de la capital lombarda, principalmente al “San Raffaele”.

Dentro de los vagones siniestrados se encuentran aún varias personas que están siendo socorridas por los equipos de emergencia y bomberos que se desplazaron inmediatamente a la zona, a la que llegaron unos veinte medios, entre ambulancias y helicópteros.

Continúan en curso las labores de rescate del resto de personas que viajaban en el tren, del que dos vagones han quedado atravesados en las vías, según se aprecia en las imágenes difundidas por televisión.

El tren de la compañía “Trenord”, que partió de la ciudad de Cremona, descarriló entre los municipios milaneses de Pioltello y Segrate en torno a las 7:00 a.m.y transporta sobre todo a trabajadores que se desplazan a Milán.