El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció este lunes un toque de queda desde las 23h00 a las 05h00 local a raíz de las protestas desatadas por la muerte de George Floyd, siguiendo el ejemplo de otras grandes ciudades de Estados Unidos.

De Blasio dijo en su cuenta Twitter que la decisión fue adoptada tras una conversación con el gobernador Andrew Cuomo.

«Apoyamos las protestas pacíficas» pero a raíz de la violencia y saqueos de los últimos días, «por la seguridad de todos, hemos decidido implementar un toque de queda en la ciudad de Nueva York esta noche», escribió.

Al menos 140 ciudades estadounidenses organizaron manifestaciones contra la brutalidad policial y el racismo el domingo, según la prensa local. Se impuso el toque de queda en decenas de ellas, incluido en Los Ángeles, Houston y Washington DC.

El alcalde y el gobernador de Nueva York anunciaron en un comunicado que la policía duplicará su presencia en las calles para ayudar a prevenir la violencia e impedir destrozos y saqueos.

«Apoyo y protejo las protestas pacíficas en esta ciudad» a raíz de la muerte de Floyd, un hombre de raza negra, a manos de un policía blanco hace una semana en Minneapolis, dijo de Blasio en el comunicado.

Publicidad

«Las manifestaciones que hemos visto han sido generalmente pacíficas. No podemos dejar que la violencia socave el mensaje de este momento. Es demasiado importante y el mensaje debe ser escuchado», sostuvo el alcalde.

De Blasio, que es blanco, está casado con una mujer de raza negra. Su hija Chiara, de 25 años, participó en una protesta por la muerte de Floyd el sábado y fue detenida por la policía, que la liberó el mismo día. El alcalde dijo a periodistas que estaba «orgulloso» de ella.

Las protestas, en tanto, continúan a lo largo del país.