El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, criticó este lunes el supuesto intento por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de hacerse con los derechos exclusivos de una vacuna contra el coronavirus en la que está trabajando la empresa biofarmacéutica alemana CureVac.

«Científicos alemanes son líderes en el desarrollo de medicamentos y vacunas en cooperaciones a nivel global. No podemos permitir que otros se quieran asegurar de manera exclusiva los resultados de sus investigaciones», indicó Maas en declaraciones que publica hoy el grupo mediático Funke.

El diplomático alemán agregó que ya ha hablado sobre este asunto con sus homólogos de Canadá, Corea del Sur, Brasil y Australia, y subrayó que es algo que también se tendrá que abordar con los estados del G7.

«Sólo lograremos combatir este virus juntos y no los unos contra los otros, subrayó.

Después de las informaciones sobre el supuesto intento de Trump de hacerse con el derecho exclusivo de una potencial vacuna contra el coronavirus aparecidas en el dominical «Welt am Sonntag, la propia empresa CureVac rechazó hacer comentarios sobre estas especulaciones, aunque desmintió «categóricamente» en un comunicado «las afirmaciones sobre la venta de la empresa o de su tecnología».

«CureVac AG, una empresa biofarmacéutica y pionera en el desarrollo preclínico y clínico de vacunas y agentes terapéuticos basadas en el ARN mensajero, confirma hoy que todos los esfuerzos internos están dedicados al desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus, con el objetivo de llegar a personas y pacientes en todo el mundo, ayudarles y protegerles», subraya el laboratorio.

El comunicado agrega que «con veinte años de experiencia y su profundo conocimiento científico», CureVac se concentra en el desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus «eficaz, segura y rápida de producir».

Publicidad

La empresa que produce desde 2006 vacunas y agentes terapéuticos basadas en el ARN (ácido ribonucleico) mensajero, señaló además, que está trabajando en ampliar sus capacidades de producción con el fin de fabricar en caso de necesidad miles de millones de dosis individuales de vacunas para situaciones de pandemia como la del Covid-19.

También el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, se refirió este domingo en una rueda de prensa a las informaciones sobre el supuesto interés de Trump de hacerse con la exclusividad de una vacuna para Estados Unidos mediante elevados incentivos económicos y dijo que este asunto sería hoy tema en el gabinete de crisis.