Un automóvil irrumpió hoy en la zona de seguridad de la Cancillería alemana hasta detenerse junto a la valla que da acceso al edificio, en lo que parece un acto de protesta a la globalización.

El vehículo iba conducido por un hombre, de inmediato detenido por los servicios de seguridad mientras se investigan sus motivaciones, informaron fuentes policiales.

El suceso ocurrió mientras en el interior de la sede gubernamental se celebraba un Consejo de Ministros, al que seguirá la reunión entre la canciller Angela Merkel y los líderes regionales, en la que se espera se prolonguen las restricciones por la pandemia.

De acuerdo con el canal de televisión ntv, el automóvil, con matrícula de Renania del Norte-Westfalia (oeste del país), no resultó apenas dañado, según se aprecia en las imágenes captadas inmediatamente después del incidente.

En el coche se podían leer las consignas estampadas con pintura blanca:

«Malditos asesinos de niños y ancianos» y «Detened la política de globalización».