El Gobierno de Alemania, la farmacéutica estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech rechazaron la propuesta apoyada por Estados Unidos para liberar las patentes de vacunas contra el COVID-19.

El Gobierno de Angela Merkel expresó este jueves la importancia que las patentes de las vacunas anticovid sigan protegidas, luego que Estados Unidos se mostrara a favor de suspenderlas.

 

Lo más visto: La Corte Suprema hace nuevas advertencias sobre las pensiones

 

“La sugerencia de Estados Unidos para suspender las patentes de vacunas anti COVID-19 tiene importantes implicaciones para la producción de vacunas como un todo”, afirmó una portavoz del Gobierno alemán, quien añadió que “la protección de la propiedad intelectual es una fuente de innovación y debe seguir así en el futuro”.

Asimismo, tanto Pfizer como BioNTech, dos de las principales firmas involucradas en el desarrollo de vacunas contra el coronavirus, y además en un tiempo récord, se declararon contrarios a la idea, secundados por otros países.

También la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA) consideró “decepcionante” el apoyo expresado por el presidente estadounidense, a una suspensión de las patentes en las vacunas contra la COVID-19, algo que, aseguraron, “no aumentará la producción de dosis”.

 

Vea también: Hombre mató a manifestante por bloquear su paso y luego fue asesinado en Caicedonia

Publicidad

 

Sin embargo, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, respaldó la iniciativa de suspender las patentes de las vacunas anticovid.

“En Europa hay una idea que merece atención: eliminar la protección de la patente de las vacunas contra la COVID-19”, dijo el jefe del Kremlin en una videoconferencia con la viceprimera ministra Tatiana Golíkova, responsable de comité gubernamental para la lucha contra la pandemia.