Estados Unidos se prepara para la llegada de Gordon, el fenómeno meteorológico que deja intensas lluvias y fuertes vientos a su paso por el sur de Florida; y que avanza en su recorrido por el Golfo de México, amenazando con vientos huracanados, intensas lluvias y descargas eléctricas a los estados de Luisiana, Misisipi, Alabama y Arkansas.

El centro Nacional de Huracanes informó que Gordon podría provocar inundaciones potencialmente mortales y fuertes oleajes; por lo que las autoridades de Florida hicieron un llamado a las personas a tomar medidas de precaución para proteger sus vidas y sus propiedades.

La tormenta tropical se formó en los Cayos de la Florida y se espera que afecte la costa central del norte del Golfo de México como Huaracan de categoría 1, por lo que cerca de un millón de personas se encuentra bajo advertencia.