Sicilia, Italia, está en alerta máxima luego de que los cielos de la ciudad de Catania se tiñeran de negro por la inmensa columna de humo que deja la erupción del volcán Etna, el coloso más alto y activo de Europa que entró en erupción tras una serie de temblores.

La emergencia, que se pudo vislumbrar de diferentes puntos de la isla y del mar, obligó a cerrar el aeropuerto de esa ciudad como medida preventiva, varios vuelos fueron desviados.

Las autoridades informaron que la situación ya está controlada y que la emergencia no deja muertos ni heridos. El Etna, el mayor de los tres volcanes activos de Italia, ha estado particularmente activo desde julio.