Las autoridades europeas encendieron las alarmas tras el aumento de la presencia e incautación de cocaína en el viejo continente, que en su mayoría es procedente de Colombia y cuya pureza está en un nivel récord en la última década.

La Policía Europea, Europol, tiene las alarmas encendidas tras los recientes hallazgos de laboratorios de procesamiento de coca y narcosubmarinos con toneladas de cocaína colombiana que según su último reporte sobre mercado de drogas en Europa, calcula que de las 119 toneladas de droga que se consume anualmente en Europa, 83 llegan desde Colombia.

El informe advierte que el auge del narcotráfico también ha provocado la llegada de sicarios colombianos que han sido detenidos en medio de su accionar criminal.

Las autoridades europeas se muestran preocupadas porque el consumo se ha disparado, dado que hay un mayor acceso a la droga porque sus precios se mantienen estables pero su pureza ha subido notablemente. Así lo apunta el Observatorio Europeo de las Drogas que estima que unas 17 millones de personas en el Bloque Comunitario consumió cocaína al menos una vez en su vida.

La pureza de la cocaína disponible en las calles llegó a un nivel récord en la última década con un aumento del 60 % de la calidad.