Las autoridades de protección civil anunciaron que habitantes de la comunidad Sangre de Cristo iniciaron su autoevacuación debido al incremento de la erupción del volcán de Fuego, situado a 50 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca.

Según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), se trata de una «autoevacuación preventiva por la actividad volcánica».

La institución no precisó el número de personas que dejaron sus hogares en esa comunidad del municipio de Yepocapa, en el departamento de Chimaltenango, pero algunos medios revelan que fueron una treintena.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) dijo que el coloso, de 3.763 metros de altura, incrementó su erupción, la quinta de este año.

Precisó que el volcán aumentó sus explosiones de moderadas a fuertes con columnas de ceniza constante a 5.000 metros sobre el nivel del mar.

El ente científico agregó que la incandescencia del volcán se eleva ahora hasta los 600 metros sobre el cráter, mientras que los materiales balísticos alcanzan los 800 metros.

Cabe recordar, que el volcán de Fuego que se ubica entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, registró su más violenta erupción el pasado 3 de junio, la cual provocó 190 muertos y dejó más de 1,71 millones de afectados.