El Tribunal de Apelaciones de Barlovento autorizó la extradición a Estados Unidos del empresario colombo-venezolano Álex Saab, testaferro de Nicolás Maduro, informó su defensa.

“La decisión proferida es sumamente perturbadora, no solo del ordenamiento jurídico interno, sino también del ordenamiento internacional, y especialmente del Derecho Humanitario y de los Derechos Humanos, que han sido groseramente eliminados, algo que no encaja con la incuestionable adecuación al sistema judicial de Cabo Verde”, afirmó la defensa de Saab, integrada por el ex juez español Baltasar Garzón.

La defensa de Saab había presentado la impugnación contra el aval del Gobierno caboverdiano a la entrega de Saab, un documento de 60 páginas donde los abogados del empresario sostenían que Estados Unidos había violado «el principio de lealtad penal» en este caso.

Saab fue detenido el pasado 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla norteña de Sal (la más importante de este país insular de África occidental), en respuesta a una petición de EE.UU. cursada a través de Interpol por presuntos delitos de blanqueo de dinero.