La Justicia estadounidense ya tiene a su primer condenado por la llamada trama rusa: un mes de cárcel y una multa de 20.000 dólares es la sentencia para el abogado holandés Alex van der Zwaan por mentir al FBI sobre sus contactos con la campaña electoral del ahora presidente, Donald Trump.

El abogado holandés, de 33 años y yerno de un oligarca ruso, deberá permanecer dos meses en régimen de libertad vigilada, luego de que cumpla su sentencia de un mes de prisión y el pago de 20.000 dólares.

El abogado se declaró culpable en febrero pasado de mentir al FBI durante un interrogatorio celebrado el 3 de noviembre de 2017, cuando trató de ocultar sus contactos con dos de las principales figuras de la trama rusa: el exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, y su «número dos», Rick Gates, ambos acusados de una decena de delitos.

Van der Zwaan supuestamente no tiene vínculo con la campaña de Trump, pero el fiscal especial Robert Mueller asegura que el abogado mantuvo contacto con un agente de inteligencia ruso, en septiembre y octubre de 2016, justo antes de los comicios.

Todos los acusados cercanos a Trump, menos Manafort, han firmado una declaración de culpabilidad y están colaborando con la Justicia.