La justicia británica anuló el lunes una decisión que previamente había concedido al opositor Juan Guaidó el control de toneladas de oro de Venezuela depositadas en el Banco de Inglaterra. Pero no lo entregó a Nicolás Maduro, sino que ordenó seguir indagando.

Una corte comercial de Londres había estimado en julio que Guaidó fue «reconocido inequívocamente» como jefe de Estado con todos los poderes por el Reino Unido, cuando junto a medio centenar de países lo aceptó en febrero 2019 como «presidente constitucional interino de Venezuela hasta que se puedan celebrar elecciones presidenciales creíbles«.

Esto le concedía, según dicha decisión, el control del oro de la reserva nacional guardado en el Banco de Inglaterra e impidió al gobierno de Maduro recuperar una parte de dichos fondos, valorada en mil millones de dólares, que asegura necesitar para combatir la pandemia del COVID-19.

Pero el ejecutivo venezolano recurrió ante el Tribunal de Apelación de Londres y este determinó el lunes que el caso no es tan sencillo.

«Será necesario determinar si el Gobierno de Su Majestad reconoce al señor Guaidó como presidente de Venezuela a todos los efectos y, por consiguiente, no reconoce al señor Maduro como presidente a ningún efecto» o si «también reconoce al señor Maduro como la persona que de hecho ejerce algunos o todos los poderes del presidente de Venezuela», escribieron los magistrados.