El Ministerio de Energía de Arabia Saudita pidió al gigante petrolero Aramco que reduzca su producción en un millón de barriles diarios adicionales a partir de junio, para sostener los precios del crudo.

La decisión recortará la extracción del mayor exportador mundial a 7,5 millones de barriles diarios (bd), señaló el ministerio en un comunicado publicado por la agencia de prensa oficial saudita SPA.

Por su parte, el ministro kuwaití de Petróleo, Jaled al Fadhel, anunció que su país reducirá su producción en 80.000 barriles diarios en apoyo de la iniciativa saudita.

«Kuwait apoya los esfuerzos de Arabia Saudita para restablecer el equilibrio del mercado petrolero», declaró Fadhel en un comunicado, citado por la agencia de prensa kuwaití KUNA.

Otro aliado de Riad, Emiratos Árabes Unidos (EAU) también anunció un recorte de la producción de 100.000 barriles diarios a partir de junio, anunció el ministro de Energía, Suheil al Mazrouie, que calificó la decisión de «contribución al esfuerzo de Arabia Saudita para equilibrar el mercado petrolero», informó la agencia oficial WAM.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios –la llamada OPEP+– acordaron el 12 de abril recortar la producción en 9,7 millones de bd durante dos meses a partir de mayo.

Según este acuerdo, la producción diaria de Arabia Saudita fue reducida hasta 8,5 millones de bd, el nivel más bajo en más de una década.

«El reino espera con este recorte adicional estimular a los países de la OPEP+ y otros para que cumplan con los recortes de producción y hagan reducciones adicionales en un intento de estabilizar el mercado global de petróleo», dijo el ministerio de Energía.

El precio del barril se sitúa actualmente en torno a los 30 dólares.