Hay desconfianza entre los argentinos por el rescate financiero que el presidente Mauricio Macri negocia con el Fondo Monetario Internacional. Esto después de que el mandatario anunciara la apertura de un convenio con esta entidad, luego de 12 años de distanciamiento, y tras una semana de fuerte volatilidad económica en el país.

Ciudadanos argentinos dudaron, que el crédito que negocia su Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para afrontar la caída del peso frente al dólar, sea la solución a los problemas del país y tienen presente el fantasma de la gran crisis de 2001 que llevó al ‘corralito’.

En aquella ocasión, la institución financiera prestó dinero al país durante toda la década de 1990 y comienzos del 2000, y fue criticada posteriormente por las duras condiciones exigidas.

El presidente argentino Mauricio Macri anunció el regreso al Fondo Monetario Internacional tras una semana de fuerte volatilidad tras una semana de fuerte volatilidad cuando se depreció con fuerza  el peso y cerrando la jornada 2,24 % por debajo de su valor de ayer.

Tras la leve alza que registró el pasado lunes, el dólar volvió a desbocarse en la apertura de los mercados, lo que volvió a alarmar al Gobierno, el sector económico y la sociedad, que aunque recibe sus salarios en pesos, depende fuertemente de la moneda estadounidense y tradicionalmente trata de guardar sus ahorros en esa divisa por los continuos vaivenes del peso y la alta inflación.

Publicidad