La estadounidense Frances H. Arnold obtuvo el Premio Nobel de Química, compartido con su compatriota George P. Smith y con el británico Gregory P.Winter, por sus investigaciones que han permitido el desarrollo de proteínas.

Arnold nació en Pensilvania en 1956 y es hija del físico nuclear William Horward Arnold. Pese a haber hecho una carrera científica como su padre, el camino hacia ella no fue ajeno a confrontaciones con la casa paterna.

Es considerada como la pionera de un método que logra la evolución dirigida de enzimas, que son las proteínas que catalizan las reacciones químicas en los seres vivos.

El método ha servido para producir desde biocombustibles a medicinas. Una de sus principales ha sido el desarrollo de energías renovables.

por su parte, George P. Smith nació en Connecticut en 1941, se doctoró en Harvard y es profesor emérito de la Universidad de Misuri.

Smith desarrolló el método conocido como «phage display «, donde se pueden lograr nuevas proteínas cuando un virus infecta a una bacteria, que luego sería utilizado por Winter para desarrollar nuevos medicamentos.

Gregory P. Winter nació en la ciudad británica de Leicester en 1951. Sus investigaciones le habían hecho merecedor ya, antes del Nobel, del Premio Príncipe de Asturias en 2012, además de otros galardones internacionales.