Una trabajadora de la salud de Nueva York se convirtió este lunes en la primera persona en ser vacunada contra el COVID-19 en una ceremonia pública en Estados Unidos, el país del mundo que ha sufrido más muertes por la pandemia.

«Espero que esto marque el principio del final de un tiempo muy doloroso en nuestra historia», dijo esta enfermera afroamericana tras recibir la dosis de la vacuna.

Sentada en una silla, junto a la doctora que le inoculó la dosis, también afroamericana, Lindsay quiso dar las gracias a todos los trabajadores de primera línea del mundo que como ella han luchado y siguen luchando contra la enfermedad, que en Nueva York ha causado más de 35.000 muertes.

«Quiero inculcar la confianza en el público de que la vacuna es segura», dijo la enfermera, que insistió en que ella cree en la ciencia y en que su trabajo «está guiado por la ciencia».

Publicidad

Por su parte, el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump celebró esta noticia en su cuenta de Twitter.

«La primera vacuna fue administrada. ¡Felicitaciones Estados Unidos! Felicidades a todo el MUNDO!», dijo.