Una operación lanzada por el Gobierno de Brasil el 1 de enero pasado y concluida este lunes, permitió el arresto de cerca de 9.100 personas acusadas de diferentes crímenes de violencia contra la mujer.

Tan solo este lunes, cuando la operación fue intensificada, fueron arrestados 1.548 personas acusadas de crímenes contra mujeres como amenaza, lesión personal, intento de feminicidio, asedio sexual o violación.

La Operación Resguardo coordinó una iniciativa en la que participaron cerca de 16.000 agentes de la Policía Civil de los 27 estados del país.

Publicidad

En los poco más de dos meses de operaciones, además de los 9.100 arrestos de acusados, los responsables por la operación investigaron 46.000 denuncias de crímenes contra mujeres e hicieron cumplir 56.000 medidas judiciales de protección.

La iniciativa benefició a 168.000 víctimas; movilizó a los policías en 70.000 visitas y diligencias en hogares de los que surgieron denuncias de violencia contra la mujer.

De acuerdo con el informe del Ministerio de la Mujer, 290 mujeres fueron víctimas de violencia a cada día el año pasado en Brasil.

Del total de las denuncias el año pasado, el 72 % correspondió a violencia doméstica.