El FBI detuvo a un hombre en el estado de Florida, relacionado con el envío de un total de 12 paquetes sospechosos dirigidos en los últimos días a figuras demócratas y críticos del presidente estadounidense, Donald Trump.

El capturado fue identificado por las autoridades como César Sayoc, de 56 años de edad y residente de Florida.

El arresto del presunto autor de esos intentos de ataque llegó después que las autoridades detectaran hoy, dos paquetes enviados al senador demócrata Cory Booker y al exdirector nacional de Inteligencia, James Clapper, aunque todavía no se ha confirmado si contenían explosivos.

Los dos paquetes interceptados en el estado de Florida y en Nueva York se suman a los diez encontrados desde el lunes y dirigidos a figuras demócratas como el expresidente Barack Obama (2009-2017) y la excandidata presidencial Hillary Clinton, entre otros.

Hasta ahora ninguno de los paquetes ha explotado, pero ha elevado la alerta de las fuerzas de seguridad.

A primera hora de la mañana, el FBI informó en Twitter del hallazgo en Florida de un paquete “similar en apariencia a los otros” detectados, que estaba dirigido a Booker, un influyente senador demócrata y posible candidato presidencial en las elecciones de 2020.

Por su parte, el Departamento de Policía de Nueva York retiró otro paquete en una oficina de correos de Manhattan, mandado a Clapper.

El envío de paquetes bomba de aspecto casero comenzó el pasado lunes, cuando el multimillonario George Soros, un conocido donante demócrata, recibió uno en su residencia en Nueva York.

Sin embargo, fue el miércoles cuando saltaron las alarmas con la detección de paquetes sospechosos enviados a figuras del Partido Demócrata, como Obama y Clinton.

También fueron destinatarios, entre otros, el exfiscal general Eric Holder, la congresista demócrata Maxine Waters, el exdirector de la CIA John Brenan, cuyo paquete fue enviado a la sede de la CNN, y el exvicepresidente Joe Biden.

El hecho de que todos los destinatarios sean miembros del Partido Demócrata o personas contrarias a Trump apuntan a una posible motivación política.

Estos sucesos se producen cuando apenas quedan dos semanas para la celebración de comicios legislativos en el país, el próximo 6 de noviembre.

Precisamente, el propio Trump afirmó que el envío de paquetes bomba ha frenado el impulso de los candidatos republicanos ante esos comicios, que servirán para renovar la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.