Un hombre del condado de Orange, en el estado de California, Estados Unidos, fue capturado por un fraude cercano a los 5 millones de dólares.

Mustafa Qadiri, de 38 años, obtuvo el dinero a través de préstamos del Programa de Protección de Pagos (PPP) para sus falsos negocios y luego usó el dinero en lujos.

Algunos de ellos fueron identificados por las autoridades federales como tres carros deportivos de alta gama de las marcas Ferrari, Lamborghini y Bentley.

 

Publicidad

 

Qadiri fue imputado con cuatro cargos por fraude bancario, cuatro más por fraude electrónico, un cargo por robo de identidad y seis más por lavado de dinero.

Según la corte federal de California, el acusado pidió préstamos PPP para cuatro empresas con sede en Newport Beach, que actualmente no están en funcionamiento.

El fraude se había cometido contra tres bancos a nombre de las empresas All American Lending Inc., All American Capital Holdings Inc., RadMediaLab Inc. y Ad Blot Inc.

 

 

La falsa información proporcionada por Mustafa Qadiri a los bancos incluía pagos de nómina, registros bancarios con saldos inflados y movimientos bancarios ficticios.

Con ello, el hombre consiguió préstamos por alrededor de 5 millones de dólares que fueron utilizados para gastos personas y no para sostener las falsas empresas.

 

 

La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el COVID-19 fue diseñada por Estados Unidos para brindar asistencia financiera de emergencia a millones de personas afectadas por la pandemia del coronavirus.

Un programa que autorizó el uso de 349 millones de dólares en préstamos condenables a pequeñas empresas para retener a su personal y no despedirlo a causa de la crisis económica.