Ya son seis los muertos debido al colapso del puente peatonal en Miami, según informó la Policía. 

Toda la noche los equipos de emergencia trabajaron en el lugar del accidente y 10 personas fueron trasladadas a centros médicos. 

La operación de búsqueda se transformó en un operativo para recuperar los cuerpos atrapados bajo los escombros, según dijo el portavoz de la policía de Miami Dade, Alvaro Zabaleta, los ingenieros temen que también que las estructuras de apoyo en ambas cabezas del puente se derrumben.

La construcción del puente peatonal, de 970 toneladas y 88 metros de largo, que conectaba la Florida International University, con la ciudad periférica de Sweetwater había finalizado el sábado y aún no había sido inaugurado. 

El nuevo puente estaba previsto como una parte icónica de la ciudad, sin embargo, se convirtió en una tragedia. Fue instalado con un método acelerado que hizo que los vecinos descubrieran un puente nuevo en su barrio de un día para otro.

En días pasados una joven había sido atropellada en la calle que atravesaba el puente, por esto también se aceleró la construcción de la estructura.  

Los colapsos de puentes en Estados Unidos son infrecuentes, a pesar de los crecientes riesgos asociados con infraestructuras envejecidas.

En 2007, 13 personas murieron por el colapso de un puente sobre el río Misisipi, Minneapolis, en el estado de Minnesota.