Las autoridades de Indonesia elevaron a 1.424 la cifra de víctimas mortales que causó el terremoto de magnitud 7,5 y el posterior tsunami, que golpearon el norte de la isla de Célebes el pasado viernes.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, indicó también que otras 113 personas continúan desaparecidas.

La cifra de fallecidos solo ha aumentado en 17 personas respecto al recuento de ayer, mientras que los heridos ascienden a 2.549 y hay más de 70.000 personas desplazadas en 141 centros de acogida en esta isla situada en la región central del archipiélago.

En su comparecencia en Yakarta, Sutopo precisó que 1.047 cadáveres han sido enterrados en fosas comunes y que las prioridades ahora es el reparto de ayuda entre los supervivientes y las tareas de reconstrucción con maquinaria pesada.